miércoles, diciembre 21, 2011

John Lennon, alguien mas que un simple Beatle

Cuando al Tío Sam le duele algo, Bilderberg y Skull&Bones entran al quite

Si mis apreciados y amables lectores han notado, este blog no se actualiza mucho que digamos. Ya he ofrecido muchas disculpas por no hacerlo pero en casos como la fecha luctuosa de John Lennon siempre prefiero pasarla de largo, de hecho el aniversario número 30, el del año pasado, no mencioné nada que tuviera que ver con ese triste y lamentable hecho perpetrado por un hijo de puta sin una vida y sin una identidad propios, un pendejo que se prestó a ser un vil juguete de Bilderberg y Skull&Bones y que ojalá se pudra en prisión. Dese luego no mencionaré su nombre aquí.

Muchos me atacan por ser de esos "tontos" que creen en teorías de conspiración pero ahí está Wikileaks, muestra palpable de que esas teorías no son teorías que digamos sino realidades crudas y el caso John Lennon es un caso por demás comprobado de que los fuertes pies izquierdistas de John pisaban demasiados callos, especialmente los del idiotita llamado Richard Nixon, apodado "Tricky Dicky" por los propios ciudadanos de Estados Unidos. John llegó a convertirse en una piedra en el zapato del gobierno republicano por sus ideas de igualdad, paz y todo eso que predicaba ya que, a diferencia de otras luminarias, lo hacía con el ejemplo. John Lennon era de esos que alegaban paz y apoyaban movimientos pacifistas, John alegaba igualdad y democracia y apoyaba grupos democráticos de izquierda y fue el primer astro de rock que supo utilizar su posición encumbrada para cuestionar el poder del Vaticano y las religiones en general que, a su juicio, manipulaban y esclavizaban mentalmente a la gente a beneficio de los círculos religiosos del poder. Con esto, John se granjeó ser incluído en varias listas negras, la del Opus Dei, la del Partido Republicano, la de la CIA, la de la corona británica, la de Skull&Bones y desde luego Bilderberg. John, insisto, utilizó su posición para crear consciencia social, asunto que le valió ser fichado y perseguido hasta el desenlace que todos conocemos.

Para los ingenuos que creyeron que cuando John se retractó de su comentario sobre Cristo en 1964 sus problemas habían terminado, deben saber que a partir de ello tanto el FBI como la CIA le pusieron el ojo encima y comenzó el acoso discreto que llegó a cosas brutales como cuando la casa de Joan Baez (cantante mexiconorteamericana en ese entonces amante del exbeatle) fue allanada por agentes federales y ella fue intimidada y amenazada si apoyaba a Lennon en sus ideas antireligiosas, o como aquel asunto en que el gobierno norteamericano (apoyado por Elvis Presley por cierto) pactó con Ferdinand e Imelda Marcos para boicotear a Los Beatles durante su visita a Filipinas e igualmente el cómo repentinamente Brian Epstein, manager de Los Beatles hasta 1967, fue presionado para no aceptar actuaciones de la banda en países con tendencias de izquierda, especialmente Latinoamérica. Habría que mencionar cómo las iglesias de Latinoamérica fueron advertidas por satélites del pentágono para impedir el crecimiento de la afición beatle en esos países, ciertamente fue cuando el comentario de John sobre Jesús fue reproducido fuera de contexto con la intención de difamarlos.

Pocos podrían creer que John reportó mas de una vez que sus teléfonos estabn intervenidos tanto en Londres como en Nueva York así como su correspondencia llegaba alterada e igualmente su hijo Julian era vigilado durante sus días de colegio y de hecho George Harrison tuvo un dubitativo accidente automovilístico en Londres que los mandó a él y su entonces esposa Patty al hospital, mas adelante descubrieron que los frenos estaban cortados. George mencionó muchos años después que, unos días antes de ese accidente, había sido intimidado telefónicamente por el comentario de John -sobre Jesús- y Paul sufrió por años el bloqueo del gobierno norteamericano para poder actuar con su banda Wings en ese territorio. Y aunque parezca increible Ringo también sufrió del coraje que el multicacareado Rey del Rock Elvis Presley -en ese entonces agente de la CIA- y los republicanos les tenían ya que incluso su amigo cercano, el también baterista Keith Moon, tuvo prohibido el alojo en cierta cadena de hoteles en Estados Unidos alegando que el miembro de The Who solía destruir las habitaciones (cuando la compañía de la banda y los seguros pagaban siempre puntuales el doble del costo de la destrucción). Sorprendente resultó que Mel Blanc (fabuloso actor de doblaje que hizo por años las voces de los Looney Tunes) dijera en 1978, tras la muerte de Moon, que el gobierno de su país perseguía a los beatles todavía por cosas que nadie en norteamerica tenía las agallas de decir y que le molestaba que por esa razón todos los amigos de los beatles sufrieran las consecuencias. El artista lo dijo porque Moon era su amigo personal y sabía de los acosos del FBI y la CIA sobre él y otros rockeros famosos. En este tenor aún existen dudas sobre las muertes de Jim Morrison, Janis Joplin, Jimi Hendrix y Brian Jones ya que todos ellos compartían abiertamente la filosofía de John Lennon sobre la religión y su manipulación mental, amén de que consideraban la guerra como un negogio monopólico del gobierno WASP de Estados Unidos.

Pero lo espectacular resulta justamente en el periodo 1974-1980 ya que fue cuando el Opus Dei, Bilderberg y la CIA (esta última como mero instrumento, cabe decir) decidieron crear ese "Nuevo Orden" en el que se impuso un Papa en el Vaticano -recuerden la teoría sobre que "Juan Pablo I" fue en realidad asesinado-, los aliados intervinieron en países árabes y se gestó el retiro de Vietnam planeando secretamente el desquite contra esos promotores de la paz entre los que estaban precisamente John Lennon, Muhammed Alí (Cassius Clay), John Sinclair, Cat Stevens, Roger Waters (The Wall), Richard Burton, Steve McQueen, Roger McGuinn, Oscar Chávez, Rosario Ibarra y muchas luminarias mas. Pero el asunto de John Lennon implicaría todo un proyecto que costaría mucho tiempo, dinero y esfuerzo a los agentes libres detrás de la CIA al servicio de Bilderberg y Skull&Bones y fue la paulatina eliminación de todo riesgo proveniente del activismo de John Lennon. Cuando todo mundo creyó que John se dedicaría a su familia, muchos bilderbergers tenían el ojo puesto en los Lennon y seguían sus pasos muy de cerca. No es de sorprenderse que, cuando los documentos de la CIA sobre John fueron desclasificados, existieran tantos detalles de Lennon en todos esos años, inculído el célebre fin de semana perdido.

Fue finalmente la decisión de John Lennon de grabar y lanzar nuevamente su música en 1980 la que puso en alerta a quienes ya tenían trazado un plan. La CIA estudió a consciencia cada segundo de grabación de "Double Fantasy" buscando mensajes ocultos o en doble sentido y reforzaron la vigilancia sobre John y los otros beatles así que todos los países de derecha alineados con el republicano fueron alertados para retomar el boicot que se había iniciado discretamente en 1965 (Paul fue arrestado en el aeropuerto de Tokio en Enero de 1980 por supuesta posesión de marihuana en tanto a George repentinamente le negaron establecer un negocio en Los Ángeles, justo cuando John había mencionado pocos días antes su decisión de volver a grabar). Dentro de las teorías al respecto se ha mencionado un documento en donde se señala que alguien estaba encargado de reclutar al asesino de John, cosa que se supone fue planeada desde 1975 y de ese modo asegurarse de que Lennon no arremetiera nuevamente con ideas subversivas, especialmente en el momento en que el pentágono había infiltrado inteligencia norteamericana en Afganistán para acorralar a la hoy extinta Unión Soviética.

Obviamente resulta triste para los nuevos fans que John Lennon haya sido harteramente asesinado a tiros fuera de su casa el 8 de diciembre de 1980 y no hay comparación de lo que pasamos los fans que en ese entonces ya teníamos uso de razón y lo sufrimos en el momento, pero es muy sórdido reconocer que la inocencia del colectivo nos haya hecho creer que fue un fanático desquiciado el que disparó cuando fue solo un pobre diablo al servicio del poder que intenta hacerse del control del mundo (y para ello la religión católica le ayuda bastante bien). Qué siniestro resulta pensar que John Winston Lennon (al diablo, para mí no existe John Ono Lennon, qué carajos) fue considerado por la ultraderecha mundial como un acérrimo enemigo y que su sombra persiguiera tanto a la iglesia católica al grado de que esta creo en 1986 todo un movimiento en contra de la música rock acusándola de satánica.

Una fecha como la del 8 de diciembre no debe conmemorarse mas bien se debe guardar silencio reflejando precisamente que aún nos duele y que John, al igual que Jesucristo, murió por haber deseado que este fuera un mundo mejor. Todos esos que se visten de Lennon y ponen todo el día su música haciendo ruido para que todos vean cuan fanáticos de Lennon son, en realidad solo son "Snobistas" que en su pinche vida supieron una madre sobre John y Los Beatles pero han heredado el culto como una vil moda...

...por eso queridos y apreciados lectores es que no escribo nada sobre John Lennon en ese día de diciembre.

Es cuanto

Messy Blues

3 comentarios:

Choyero Californiano dijo...

En un comentario de un post anterior te felicité por tu página, sin embargo debo decirte que por este artículo no puedo hacer lo mismo.

Mencionas un gran número de datos que no son para nada comprobables, si bien yo creo que el asesinato de Lennon fue algo sospechoso ( el arma de Chapman no fue detectada en dos aeropuertos grandes, se dice que la descripción que hizo el asesino acerca de los disparos no concuerda con la escena del crimen y que por lo tanto quien jaló del gatillo no fue éste sino el portero que era un anticastrista cubano, etc.)pienso que "agarras monte" cuando sacas al famoso grupo Bilderberg o al Vaticano.

Si bien Lennon era un líder que alentaba a las juventudes, y es muy probable que su regreso a los escenarios haya encendido la alerta en el gobierno estadounidense, es poco probable que el homicidio haya sido parte de una gran conspiración como la planteas, donde se involucren el famoso grupo, el Opus Dei y otros. Vamos, Lennon no era tan importante políticamente en 1980, las cosas ya habían cambiado y la juventud también.

Además,por mas que tus prejuicios antirreligiosos te tienten, tienes que ser lo mas objetivo que puedas; quienes mas se ofendieron con la declaración de Lennon sobre el cristianismo en 1966 ( no 1964) fueron los grupos cristianos evangélicos, no los grupos católicos, podría decirse que las palabras del beatle ni siquiera fueron tomadas en cuenta por la jerarquía católica.

En fin, espero que mi respuesta no sea de tu desagrado ( o por lo menos no tanto como para que me mientes la madre), y que aunque te duela, comienzes a nombrar a Chapman por su nombre, aunque no lo quieras es parte de la historia de los beatles al terminar con la vida de su fundador.

¡Saludos!

Choyero Californiano dijo...

Por cierto, espero que no te parezca ofensivo esto pero: ¿Porque los grupos católicos latinoamericanos fueron advertidos por satélites si había otras formas de hacerlo?

Digo, yo se que en los años 60 ya había televisión vía satélite y otros adelantos tecnológicos, pero creo que esto raya en lo absurdo, además no hubiesen sido nada discretos.

Messy Blues dijo...

Opinión válida mi hermano. Puedo no estar de acuerdo pero la respeto. Un abrazo