domingo, agosto 28, 2011

Beatle Marquee Club

El cuartel general donde se forjaron el rock británico y el culto beatle trascendental

El "Marquee Club" es aquel legendario lugar en el que todos los artistas londinenses de renombre consolidaban su estrellato para posteriormente alcanzar la notoriedad británica. Curiosamente en 1966 se convirtió en algo mas que el mejor lugar de espectáculos de música pop. Cuando sus puertas se cerraban después del show las cuatro bandas mas significativas del momento se apoderaban del lugar convirtiéndose en un club privado compuesto por The Beatles, The Rolling Stones, The Who y The Animals. Solo los músicos de esas bandas y sus allegados conformaban la concurrencia de esas privadas fiestas en las que surgía la naturaleza neoburguesa de los entonces jóvenes músicos. Cabe mencionar que el Marquee se convirtió en el refugio de los cuatro de Liverpool después de que hubieron abandonado las giras, poco antes de la muerte de Brian Epstein. Es decir, se podría señalar abiertamente que el periodo que definió el sonido Beatle como culto (Rubber Soul-Revolver) nació en la época del fin de los conciertos acuñado, ese sonido, por sus contactos deliberados y accidentales con la moda de las drogas y las filosofías novedosas (como lo indú, por citar un ejemplo).

En ese momento Los Beatles dejaban el escenario para ingresar de lleno en el laboratorio de los estudios y crear su leyenda en tanto los otros tres (Stones, Who y Animals) tomaban para sí lo que aquellos dejaban servido en la mesa aunque de una manera modificada y reemplazando los bulbos de los amplificadores "Vox" por pedales y cajas de distorsión, melotrones y sampleadores para compensar el vacío que dejaban los de Liverpool. Eso sí, todo en buena lid.

Buena lid o no, es cierto, según lo que señala Peter Brown, que John Entwistle (bajista de The Who) tomó la diversión de Bill Wyman, bajista de los Stones, sobre una araña que subía y bajaba en la cortina del escenario y la convirtió en "Boris The Spider", igual de cierto que Wyman creó el riff de "Jumpin' Jack Flash" y Jagger y Richard lo patentaron para su beneficio. Como igual Brian Jones, instado por Paul McCartney, inventó el de "Under My Thumb". Nada nuevo pero Paul precisamente creó la línea melódica de "In my life", canción que hasta ahora se le atribuye totalmente a John Lennon. George Harrison, a su vez, utilizó los experimentos de aquellas Jams para componer cosas como "It's All Too Much" (en lo que John ayudó mucho creando la idea loca de tocar una canción con un solo tono, "Tomorrow Never Knows"). Por cierto Los Animales no fueron ajenos a la influencia y ellos arrojaron cosas como "It's my life" y "See see rider" entre otras, en tanto Pete Townshend tomaba para sí, el sonido que las guitarras Rickenbacker de doce cuerdas lograban para imitar una cítara (instrumento que nunca se mostró interesado en tocar).

El genial baterista de The Who, Keith Moon, resultó el mas bohemio de la caravana permaneciendo cada que podía, bebiendo en el Marquee al menos 48 horas seguidas y en esto contaba con el frecuente apoyo de Ringo Starr, John Lennon, Brian Jones, Keith Richards, Mal Evans (asistente de Los Beatles), Klaus Voorman (amigo alemán de Los Beatles y por ese entonces bajista de Manfred Mann), Donovan, Eric Clapton, Peter Green y el actor Victor Spinetti que resultó tan experimentador como todos ellos, entre muchos otros invitados de lujo. Se cree que incluso el actor norteamericano Steve McQueen participó mas de alguna vez en todo aquello. De esas veladas también hubo ciertos beneficios publicitarios ya que muchos agentes merodeaban el lugar creyendo que Los Beatles dictaban las leyes de quienes fueran mejores en la música Pop de aquel entonces. No fue algo tan irreal, ya que John Phillips, líder de "Mamas & Papas", hizo guardia durante tres días para contratar a The Who, Jimi Hendrix y Jefferson Airplane para que actuaran en el entonces centro de la cultura, California, en un festival multitudinario llamado "International Monterey Pop Festival". Cabe aclarar que se trata de Monterey California ya que muchos han creído que ese festival se realizó en el norte de nuestro país.

Por cierto Jimi Hendrix fue la revelación del Marquee, apadrinado por Chass Chandler (ex bajista de Animals) como manager y Keith Richards como promotor de la idea y, a partir de su debut en el Marquee, todos los guitarristas tuvieron que decidirse entre emularlo o volverse mas mesurados, con la probable excepción de los Stones, Beatles y The Who quienes siempre conservaron su esencia original.

El Marquee sin embargo trajo consigo consas que eventualmente causaron daño. Brian Jones, Mick Jagger y Keith Richards fueron arrestados mas de una vez por posesión de drogas (en el caso de Jones adicción derivada de las juergas en el Marquee); Keith Moon se volvió psicodependiente y siempre necesitó estar rodeado de amigos para sus juergas permanentes (lo que derivó en una congestión alcóholica en 1978 que le quitó la vida), Eric Clapton se volvió adicto a la heroína al igual que Peter Green y este último perdió la cordura de manera permanente. Jimi Hendrix también se volvió adicto y falleció ahogado por su vómito en 1970; Eric Burdon tuvo que reahabiltarse por su alcoholismo también derivado de aquellas veladas. Brian Jones por cierto logró superar sus adicciones no así sus condiciones psicológicas (bipolaridad) que, complicadas con por el asma crónica, también tuvieron sus consecuencias fatales cuando el guitarrista murió ahogado en su piscina en 1969, justo cuando los Stones le habían echado de la banda. John Lennon se insmiscuyó en tanta locas aventuras "Artísticas" que su trabajo en Los Beatles a veces reflejó montos excesivos como "Revolution 9" y un sonsonete guitarrero que aparece en canciones como "Julia", "Happines is a warm gun" y "I've got a feeling", sonsonete que armó la popular canción "Across the universe". Ringo por cierto también se volvió alcóholico a partir de esa época.

Curiosamente los bien portados del grupo fueron Pete Townshend, Roger Daltrey, John entwistle, Bill Wyman, Charlie Watts, Paul McCartney, George Harrison y el resto de The Animals aunque no por ello dejaron de aprovechar la parte benéfica de todo aquello y que en sí fue la mas importante: La creatividad. Gracias al Marquee, a pesar de todo, hoy tenemos todo ese buen rock y cosas geniales como Sergeant Pepper, Their Satanic Majesties, Revolver, Sky Pilot, A Quick One, Purple Haze y toda esa gran música que llegó a influenciar cosas grandes posteriores como Creedence, Queen, Eagles y todo ese Rock Progresivo que tanto nos gusta. De hecho sin todo aquello no existirían cosas como Deep Purple o Pink Floyd y ustedes saben de qué hablo.

Es cuanto

Messy Blues

1 comentario:

MartinSanti dijo...

Muy buen blog, oye nos podrías ayudar difundiendo nuestra imagen, es de una tarea pero nos inspiramos en la portada de abbey road http://www.facebook.com/photo.php?fbid=10150280990247816&set=t.618346115&type=1&theater tenemos qe conseguir likes hahaha