viernes, abril 18, 2008

"Across the universe", la película de Julie Taymor

"Probablemente digas que soy un soñador pero no soy el único..." John Lennon (Imagine)

Con una escuela muy a lo Alan Parker (Pink Floyd The Wall y Evita entre muchas otras), Julie Taymor reinventa las letras de las canciones de los beatles en un filme que, encantador de todos modos, refleja la necesidad de pedir "Auxilio" a los años sesenta para recuperar el don de la sorpresa y la inocencia del pacifismo soñado en aquellos tiempos.
Con música de los beatles. "Across the universe", un filme que hace dos meses mereció de mi parte que yo dijera que se trataba de un churro explotando el negocio beatle y tuve que verlo para darme cuenta que estaba un tanto equivocado... en contexto, jejejejejejeje. La película aparentemente está destinada a los alcances de taquilla compitiendo con la industria independiente -que incluso ha merecido óscares- y se le despliega de ribete la acostumbrada campaña publicitaria que curiosamente no ha logrado lo esperado.


Pero no es la película de Julie Taymor la culpable del bajo rendimiento taquillero sino la mercadotecnia de la que es objeto ya que trataron de hacer mas notorio el hecho de que la música es Beatle y no tanto su contenido real. Sí, toda la música es de los cuatro de Liverpool pero hay en la cinta una serie de errores e injusticias técnicos e históricos como el darle un pequeño tributo a personajes importantes del mundillo musical de los años sesenta (época en la que está ambientada) como Jimi Hendrix (Martin Luther McCoy como "Jo-jo") y Janis Joplin (Dana Fuchs como "Sadie") y el mismo Paul McCartney en el personaje central toda vez que Hendrix no tenía química con Lennon (y resultaría poco probable que este tocara canciones de aquel) y Paul McCartney no tenía la mejor relación con Janis. Dentro de todo, la historia resulta interesante en íconos mas no tanto en argumento que en sí es una reconsideración de la historia disfrazando un catálogo de canciones de Los Beatles en un singular tributo.

Retrata "Across the universe" la locura de los sesenta y la insistencia de Estados Unidos por someter a Vietnam bajo el mandato del partido republicano y deja entrever al sistema ("Establishment") al desnudo y de qué manera era en esos tiempos tan dificil manifestar inconformidad sin llegar a brotes de violencia (soberbia escena del enfrefrentamiento jóvenes-policía con "Helter Skelter" como música de fondo) y de ese modo quedan al mismo tiempo tanto tributeados los cuatro de Liverpool como al descubierto la mano siniestra de Bilderberg con sus necesidad de inventar guerras como negocio.

Otra más de politica indirecta resulta la gran diferencia de criterios entre la clase conservadora y la entonces juventud inquieta que clamaba por "Amor y Paz" refugiándose en el falso regazo de las drogas y su culminación social ante el reclamo que hace esta película de que los "Hippies" activistas de ese entonces hoy son exactamente los señorones que en aquellos tiempos confrontaban. Al final nos convertimos gradualmente en lo que tanto odiábamos y temíamos ser.

Me encantó la película por lo que en sí representa, un tributo a una de mis bandas favoritas: Los Beatles, y me gustó mucho ver que se le reconoce a Paul McCartney su genialidad aunque Julie Taymor se excedió un poco al combinar a ambos (Lennon y McCartney) en el personaje de "Jude" (Jim Sturgess) y un poco en el de "Max" (Jon Anderson) y existe el olvido a los de siempre, Ringo y George, por la probable necesidad de destacar el binomio "Lennon-McCartney" explotados hasta la saciedad por todos los que tratan de sacar brillo al negocio "Apple-Beatles". Así es esto.

Hay escenas increibles eso sí, como el final en que también resaltan el "Concierto en la azotea" pero en este caso es Nueva York y no Londres y aunque ahí cantan "Don't let me down" como lo hicieron los beatles en el techo de Apple en 1969, el tema final es "All you need is love", tema por demás sabido y conocido como himno del pacifismo. Increíble escena esta que les digo.

Otra cosa que me llamó la atención fue ver a Salma Hayek en un secundario papel de enfermera dentro de "Happiness is a warm gun" cantando el estribillo de "Bang, bang, shoot, shoot". Esperaba a la Hayek haciendo mejores cosas que eso (aunque siendo honesto, se ve re bien la Salma vestida así, qué caray). Tampoco me gustó Bono Vox con una muy tibia versión a uno de los temas mas fuertes y ácidos de Lennon, "I am the walrus", de por sí U2 nunca ha sido de mis grupos favoritos. Definitivamente el campeón en la cinta es mi venerado Joe Cocker con la mejor canción del soundtrack: "Come Together".

Es muy intersante observar la furia de Jude en la escena en la que canta "Revolution" porque para empezar la canción es de John y como les digo arriba Jude está especialmente inspirado en Paul pero dice un detalle que muy pocos sabían en la historia Beatle y es cuando Paul, molesto por el rumor de que había muerto, fue a encarar al reportero Russ Gibb y le hizo romper el cristal que separaba la consola del estudio de un puñetazo (perfil violento de Paul que muy pocos allegados conocían). Russ Gibb, como se sabe, fue el primero en hacer correr ese estúpido rumor. Otro detalle en la película es una "Jam" musical entre Paul, George y Eric Clapton tocando "While my guitar gently weeps" algunos años después de la separación de los beatles aunque en la película le concedieron el honor, hipotéticamente hablando, a "Jo-jo", el personaje inspirado en Jimi Hendrix.

Ojalá que tengan la oportunidad de ver la película y puedan ver lo mismo que yo. Al final hay quienes saben convertir la política mundial en arte fino. Bien por Julie Taymor.

Messy Blues



3 comentarios:

DJ Cesar VIP dijo...

http://sumkyn.blogspot.com/2008/06/beatles-sgt-peppers-lonely-hearts-club.html

CHECA

Jorge Velazquez dijo...

hola, me da gusto que haya beatles en mexico!!!!!!

tengo 13 años y soy fan de ellos.

Ricardo dijo...

Escelente. Todo excelente! Gracias