martes, julio 31, 2007

Ringo Starr sobrevive a los Beatles

Richard Starkey (Ringo Starr para la historia de la música) publicará a finales de agosto una antología de sus éxitos y material audiovisual inédito con el título de «Photograph. The very best of Ringo», en un pack conjunto de CD y DVD. Son veinte canciones con colaboradores de lujo. La música tiene la virtud de resucitar a los muertos: gracias a «Photograph» volverán momentáneamente con nosotros gente como John Lennon, George Harrison, Harry Nilsson o Linda McCartney.

Ringo Starr ha logrado sobrevivir a los Beatles y no morir de éxito. Ha sabido sobreponerse a la adicción al alcohol y a varios matrimonios (está casado desde 1981 con Barbara Bach), y ha levantado una digna carrera en solitario, aderezada con sus incursiones en el mundo del cine. En 1970 comenzó a volar solo con «Sentimental journey». Desde entonces una docena de discos avalan una trayectoria más que respetable. La crítica destaca «Ringo Rama» (2003) como su mejor álbum. Obviamente la figura de Ringo ha quedado algo ensombrecida por el poderoso influjo ejercido por Lennon & McCartney, que incluso tras la separación han dejado para la historia del pop grandiosos monumentos.

Los baterías suelen cargar con una leyenda negra: el más inútil del grupo, el que menos sabe de música, se dedica a la percusión. Arrastran además el estigma de ser bichos raros en la línea de lo que se piensa en los equipos de fútbol de los porteros. Ringo Starr ha conseguido escaparse de estos tópicos, a pesar de lo difícil que resulta dejar huella junto a genios tan brillantes. En cuanto a lo de las rarezas, tiene fama de ser el más amable del cuarteto de Liverpool.

La canción que encabeza este trabajo está compuesta por Ringo y Harrison, que además toca la guitarra y hace coros. También incluye «I´m the greatest», con John Lennon al piano y los coros, George Harrison a la guitarra y Billy Preston al órgano. Esta pieza fue compuesta por Lennon para el álbum «Ringo», de 1973. En «You´re sixteen», espléndida canción de guateque con regusto a principios de los sesenta original de Johnny Burnette, aparecen Paul McCartney al saxo y en los coros, su difunta mujer Linda y Nilsson (el de «Without you» y «Cowboy de medianoche»). Además, «Only you», versión popera de la canción que hicieron famosa The Platters, cuenta con Lennon a la guitarra, Billy Preston al piano y Nilsson en los coros.

Otros temas de esta antología son «It don´t come easy» (quizá el mayor éxito de Ringo), «Snookeroo», «Never without you» (en memoria de George Harrison), «A dose of rock and roll», «Wrack my brain», «Oh my my», la popularísima «Back off boogaloo», «The No-No Song», «Weight of the world» y «Fading in and fading out». Ringo incorpora una pieza del repertorio de los Beatles, «Act naturally», que ya cantó en «Help». Con el grupo se prodigaba poco vocalmente. De cada trabajo solía intepretar una canción. Ahí están como ejemplo «Yellow submarine» y «Octopus garden».

Completan la nómina de «artistas invitados» Elton John, Robbie Robertson, Eric Clapton, Peter Frampton, Dr. John y Martha Reeves. Evidentemente todo suena a los Beatles, unas veces a John, otras a Paul, también a George y por supuesto a Ringo, el protagonista. A fin de cuentas es un lugar común que después de la banda de Liverpool la música no ha hecho otra cosa que repetirse una y otra vez.

ANTONIO M. FIGUERAS

Ringo Starr, el más amable de los Beatles

No hay comentarios.: